Psicología

La Psicología es una especialidad a la cual muchas veces se le pide un nombre (diagnóstico) para las dificultades y obstáculos en la vida de niños, adolescentes y adultos. Algunas veces este nombre resulta necesario, pero de lo que verdaderamente se trata es de producir un encuentro diferente con otro desde el cual se pueda transformar los distintos modos de sufrimiento.

Desde este espacio apostamos a la salud. Apostamos a la posibilidad de encontrarse verdaderamente con uno mismo, y con los otros, a la posibilidad de establecer buenos vínculos y desde ahí disfrutar los intercambios. A la posibilidad de atravesar frustraciones, conflictos, desencuentros, dificultades y pérdidas, para salir del mejor modo. Apuntamos a la constitución subjetiva, como base para crecer, desarrollarse y desplegar intereses, deseos y creaciones.


Equipo Terapéutico Interdisciplinario.

Equipo Arsis

¿Qué nos implica trabajar en interdisciplina? Poder pensar y accionar desde nuestras especificidades e interpelar a cada una de las demás especialidades para elegir cómo, cuándo y dónde intervenir con nuestros pacientes. Sabiendo que el eje que nos convoca a todos es que allí hay un sujeto o un sujeto en construcción, y no una persona o cuerpo a reparar.

Reconocer que interdisciplina no implica suma de disciplinas interviniendo todas juntas sobre un paciente (niño, adolescente o adulto), es pensar en equipo, y mediante la interconsulta, desde donde priorizar la intervención sin fragmentar al sujeto en tantas partes como especialistas o especialidades conocemos.

El equipo de trabajo clínico se va configurando en el uno por uno, soportando la ausencia de respuestas absolutas y generalizables, orientado siempre por la pregunta en relación a lo singular del paciente. Estas preguntas por el sujeto y su singularidad en sus producciones, son las que marcan la dirección del trabajo y los modos de intervención.